sábado, 19 de enero de 2013

DIY: Antiedad para Manos Casero


Hablar de cosmética suele ser sinónimo de hablar de cosmética facial. Las españolas (y cada vez más pronto) estamos empezando a concienciarnos de que la belleza empieza por la salud de la piel, y cada vez más somos más y más meticulosas a la hora de escoger qué nos ponemos en la cara. Igualmente, nos preocupamos mucho por otras partes de nuestro cuerpo, aunque no se le da tantos mimos como al rostro.

Creo que, quizás, de todo nuestro cuerpo, las manos sean una de esas grandes olvidadas a las que no se les presta tanta atención como merece, o al menos no hasta que el problema resulta más que evidente o hasta que ya es demasiado tarde para la solución.

Debo reconocer que yo soy una de esas que es bastante despreocupada de sus manos y sólo me acuerdo de ellas en la época de invierno, cuando el frío me las agrieta y me desiguala el tono. Es precisamente en esta estación tan fría en la que mis manos sufren y me hacen sufrir tanto en la que más suelo buscar cremas hidratantes específicas que, normalmente, suelo dejar abandonadas por falta de resultados o por la incomodidad que me deja la sensación pegajosa que provocan. Sin embargo, hace una semana compartió conmigo una clienta su secreto antiedad para conseguir unas manos perfectas, y la verdad es que no puede ser más barato ni más sencillo.

Mi clienta, proveniente del mundo de la cocina, siempre ha estado muy preocupada por el estado de sus manos, tan castigadas por su profesión, y ella misma ideó esta fórmula con la que ha conseguido mantener sus manos jóvenes, tersas, suaves y sin mancha alguna.

Ingredientes: Aceite de Oliva, Azúcar y Zumo de Limón

La fórmula en cuestión actúa como hidratante, exfoliante y mascarilla, todo en uno. Para obtenerla, sólo hay que mezclar una pizca de azúcar, un chorrito de zumo de limón y unas gotas de aceite de oliva. Es importante tener cuidado con las proporciones y no pasarse con el azúcar, pues demasiada cantidad de este producto exfoliante hará muy desagradable el tacto, llegando incluso a dar la sensación de arañar la piel, y aunque el resultado es espectacular podemos conseguir resultados igualmente sorprendentes sin torturarnos en el proceso ;) Por otra parte, pieles especialmente secas o sensibles tendrán que regular también la cantidad de limón... tened siempre en cuenta que no hace falta mucha cantidad para obtener buenos resultados.


Una vez que tengamos los ingredientes mezclados, sólo debemos frotar las manos hasta que el azúcar se disuelva. Luego enjuagamos y voilá! Manos suaves y sedosas en cuestión de minutos.

La efectividad de esta fórmula radica en las propiedades de sus ingredientes:
  • Limón: exfoliante (elimina asperezas), astringente (absorbe el exceso de grasa), antimanchas.a
  • Azúcar: exfoliante. Si utilizamos azúcar moreno sin refinar estaremos añadiendo propiedades nutritivas a nuestro antiedad.
  • Aceite de Oliva: hidratante, calmante, antioxidante, protector, mejora el proceso de regeneración de la piel, mejora la firmeza de la piel, nutritivo, limpia la piel.
Al utilizar esta fórmula una o dos veces por semana no sólo vamos a notar cómo se suavizan, sino que vamos a comprobar cómo se vuelven más resistentes a las agresiones del entorno y, sobre todo, vamos a frenar el paso de los años en nuestras manos :)

Por último, quiero recomendaros que no os expongáis al sol justo después de aplicar esta fórmula. Lo ideal es utilizarla por la noche , antes de irnos a dormir para aprovechar la regeneración nocturna de la piel.

Espero que os guste esta receta casera. ¿Tenéis vosotr@s algún truco personal para cuidar las manos?

0 comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por tu visita. Esperamos que hayas disfrutado el tiempo que has pasado en este pequeño rinconcito de la web, y que hayas encontrado aquello que buscabas, ya sea información, conocimientos, tutoriales, etc...

Este proyecto es grande y esperamos que nuestros esfuerzos y dedicación se traduzcan en un espacio de interés para ti, lector, y en un punto de encuentro para todas aquellas personas que, como nosotras, estén interesadas en la belleza y sus distintas formas de expresión.

Esperamos crecer contigo, y por ello agradeceríamos cualquier aportación, sugerencia, crítica o simple apoyo y apreciación.

¡Nos alegra que estés aquí!