sábado, 23 de marzo de 2013

Repaso a los Básicos: Tipos de Limpiadora

¡Hola a tod@s!

He estado un poco ausente esta última semana, pero gracias a Rebeca he podido descansar física y mentalmente para retomar mis actividades con energía :)

Vuelvo con las pilas cargadas deseando inaugurar esta nueva sección: Repaso a los Básicos. Con este apartado del blog, pretendemos rescatar esos conocimientos "básicos" que pueden que se nos pasen por alto en más de una ocasión. Todas las que estamos metidas dentro del mundo de la estética, cosmética y belleza estamos impulsadas por la curiosidad y el deseo de conocimiento, y en nuestro investigar constante de nuevos productos, marcas, ingredientes, etc... a veces podemos obviar algunos datos esenciales. ¡Es hora de refrescarlos!

En la entrada de hoy, quiero presentar cuatro tipos diferentes de limpiadora, ese producto indispensable en nuestra rutina diaria que libera nuestra piel de impurezas, toxinas, restos de maquillaje, residuos, polución... la lista de "agentes contaminantes" de nuestra piel es casi interminable, y sin una buena rutina diaria de limpieza podemos provocar que nuestra piel pierda su salud y su luminosidad natural.

En este caso, hablaremos de:
  • Agua Micelar: compuesta por micelas agregación de moléculas en líquidos coloides) que actúan como emulsionantes. Elimina la grasa sin resecar la piel y no precisa de aclarado.
  • Emulsión Limpiadora: las emulsiones son sistemas formados por dos líquidos que apenas son solubles entre sí, no se disuelven entre ellos, en el que uno de los cuales es dispersado en el otro. Son productos de consistencia ligera, indicados para pieles sensibles y delicadas que no pueden aplicar una limpiadora de textura más intensa.
  • Aceite Limpiador: limpia y humecta al mismo tiempo. El aceite limpiador disuelva las impurezas y el maquillaje al mismo tiempo que deja una capita protectora y con algunos nutrientes sobre la piel.
  • Jabón: la limpiadora por excelencia, quizás el formato más conocido. Se suele emulsionar con agua para hacer una espuma con la que se masajea la piel para retirar todas las impurezas.
Los distintos tipos de limpiadoras ejercen, también, funciones específicas sobre la piel, ya sea por el tratamiento específico que incorporen o por las propiedades inherentes al formato. Por ello, decidí hacer un pequeño experimento con las limpiadoras que tenía por casa:


  1. Jabón limpiador P-Trouble A.C Cleansing Foam de SKIN79
  2. Aceite limpiador Smart Clear Deep Cleansing Foam de SKIN79
  3. Emulsión limpiadora DermatoClean de Eucerin
  4. Agua micelar de Académie Scientifique de Beauté

Click en la imagen para agrandar

Como podéis ver, el producto más efectivo no sólo para limpiar sino para desmaquillar es, en este caso, el aceite limpiador. Sin embargo, y aunque en la foto no termina de apreciarse bien, el producto más efectivo para retirar todo el glitter fue el jabón que, por otra parte, dejó el lápiz de ojos waterproof casi intacto.

El agua micelar y la emulsión limpiadora se desenvolvieron perfectamente con la base y la sombra, pero se limitaron a extender por todo el brazo el glitter de ésta última. Por otra parte, les cuesta retirar el maquillaje waterproof (que no quiere decir que no puedan hacerlo, simplemente que hace falta más pasadas para conseguir los mismos resultados).

¿Conclusiones?

Conclusiones extraídas de comparar los productos antes mencionados. 
Podrían obtenerse resultados diferentes utilizando productos de otras marcas y/o funciones diferentes.

No es lo mismo un producto limpiador que un producto desmaquillante y, mucho menos que un producto limpiador y desmaquillante. Sería conveniente disponer de un producto desmaquillante para aquellos días que usamos un maquillaje más pesado (waterproof, longlasting...), mientras que deberíamos tener un producto más suave para esos días en los que no nos maquillamos o usamos un maquillaje más ligero. Igualmente, deberíamos aprovechar los productos de limpieza más suave para lavar la piel por las mañanas, después de estar restregando durante toda la noche la cara contra la almohada ya que, por mucho que nos limpiemos el rostro todas las noches, aún hay "contaminantes" que pueden adherirse mientras dormimos; y utilizar limpiadoras más potentes para la limpieza de la noche, después de un día completo usando maquillaje y exponiendo nuestra piel a la polución y agentes externos.

¿Qué os ha parecido la entrada? ¿Conocíais estas diferencias?

2 comentarios:

Lys Chan dijo...

Qué buena pinta tienen las limpiadoras de Skin79 <3.

Un besote desde Shirayuki's Beauty.

NuBeazul dijo...

Hola!! Me parece una gran idea la prueba que has hecho!! Como sabes, me compré el aceite de Skin79 y lo utilizo cuando me he pintado los ojos más de lo normal. Sin embargo, es un producto del que no repetiría, porque me escuecen tanto los ojos cuando lo aplico que tengo que lavarme luego con agua y jabón para retirar todos los resto de producto. Me cuesta muchísimo dar con un desmaquillante de ojos que me vaya bien. Por ahora el que mejor me ha funcionado ha sido el de Lancome, pero la verdad es que su precio es un poco excesivo en todos sus productos, por lo que por ahora no me lo puedo permitir Sigo probando conforme se me van acabando. Por lo demás que explicas, parece que lo he estado haciendo bien! Besitos!!

Publicar un comentario

Muchas gracias por tu visita. Esperamos que hayas disfrutado el tiempo que has pasado en este pequeño rinconcito de la web, y que hayas encontrado aquello que buscabas, ya sea información, conocimientos, tutoriales, etc...

Este proyecto es grande y esperamos que nuestros esfuerzos y dedicación se traduzcan en un espacio de interés para ti, lector, y en un punto de encuentro para todas aquellas personas que, como nosotras, estén interesadas en la belleza y sus distintas formas de expresión.

Esperamos crecer contigo, y por ello agradeceríamos cualquier aportación, sugerencia, crítica o simple apoyo y apreciación.

¡Nos alegra que estés aquí!